miércoles, 9 de febrero de 2011

Más castigo o reparación del daño

Me gustaría compartir con todos vosotros, cómo me siento...."utilizada"sí, ¿por qué? Cada vez que un delito serio ocurre, especialmente si es cometido por menores, la prensa automaticamente utiliza la desgracia del suceso como mecanismo para obtener publicidad, los familiares ( victimas de tal atroz suceso) claman por penas más duras y como si esto fuera lógico acaban el silogismo, haciendo ver que no existe justicia sino se imponen castigos ejemplarizantes...
Respecto de los familiares entiendo esta reacción, propia de un primer estadio del trauma sufrido por el delito, lo que no llego a entender es el uso mediático del dolor de las personas tanto por determinados sectores de la prensa como por algunos de nuestros políticos. He de reconocer que hasta yo, en alguna ocasión, acabo creyéndome que un endurecimiento de las penas puede ser la "panacea" de los problemas de la delincuencia...Pero realmente ¿esto es así? Se han añadido más delitos, se han aumentado las penas....y sin embargo hay escasa contención de los infractores, un ejemplo claro son los delitos de violencia doméstica.
Entonces ¿por qué nos tratan de "vender" algo que no es cierto? Más audiencia, más votos...
Realmente la fuerza disuasoria que conlleva el aumento de las penas, no funciona a no ser que la persona se pare a pensar acerca de las probabilidades de ser "pillado", calcule que el riesgo es alto y sabiendo cual puede ser el castigo tenga miedo.
Si alguna de estas condiciones falla y se comete el delito surgirán los problemas:
1º la amenaza que estaba destinada a disuadirlo de cometer el crimen hará que quiera escapar del castigo. Intentará negar los hechos, minimizarlos e incluso estará dispuesto a hacer cualquier cosa por muy "cruento" que esto sea, con tal de "librarse" del castigo.
2º Si la pena consiste en prisión y ésta se lleva a cabo, esto hará que el infractor sea más propenso a repetir conductas delictivas porque la cárcel rompe con sus relaciones personales, le hace más dificil conseguir un trabajo, un hogar...Además durante su estancia en prisión irá desarrollando un sentimiento de ira y venganza, ya que el mismo sentirá que es una "víctima del sistema". Cuantas más personas hay en prisión, más dificil es contrarestar los efectos no deseados.
Frente a esto, somos muchos los que pensamos que hace falta ayudar a las victimas a mitigar su dolor, superar su rol de víctimas para que pueda continuar con sus vidas. Se las debe dar "poder" para que puedan tener voz en decidir qué necesitan para reconciliarse consigo mismas y con la comunidad. Por otro lado ¿ no será mejor dar una oportunidad a los infractores para que se den cuenta que realmente su accion ha dañado a una persona? Se les debe ayudar a que asuman su responsabilidad, vean el daño que han ocasionado y comprendan que su obligacion moral y social es reparar o al menos aminorar el dolor causado a las víctimas. Todo esto sin perjuicio de que su acción delictiva deba recibir el reproche social correspondiente. Estoy hablando de justicia que restaura, justicia restaurativa.
No podemos condenar a las victimas a ser victimas de por vida. El otro día leí un comentario de una víctima de agresión sexual, que accedió a participar en un proceso restaurativo, reuniendóse con su agresor, este proceso no tuvo efectos de reducción de la pena para el infractor, pero la víctima ( tras oir como el juez de su caso creía que el delito había destrozado su vida) pudo recuperar el control y el poder sobre su vida, y el agresor se paró a pensar por primera vez que efectivamente su accion había causado un gran daño a otra persona ( dejó de minimizar su acción). Tenemos la obligación de ayudar a las víctimas a "cicatrizar sus heridas" pero también tenemos el deber de intentar que el infractor se conciencie y asuma su culpa, porque de esta forma estaremos ayudando a otras futuras potenciales víctimas de este infractor y todos nos podremos recuperar del delito, porque recobraremos nuestro sentimiento de seguridad que se ve vulnerado cada vez que oimos que un nuevo crimen ha sido cometido.

2 comentarios:

Esmeralda dijo...

Excelente artìculo. El tema de Justicia Restaurativa ha sido criticado por quienes no comprenden el concepto y lo confunden con alcahuetería o perdón de la pena. La Justicia Restaurativa no pretende perdonar la pena sino "restaurar" dentro de lo posible el daño ocasionado a la vìctima y a la sociedad en general y de "tratar la causa" para buscar soluciones "restaurativas" que logren en el delincuente un cambio positivo para evitar la reincidencia. El problema hemos creìdo que la soluciòn està en el aumento de las penas, sin embargo eso no resuelve el problema. Lo ideal es dejar de ignorar a la vìctima, pues ella màs que nadie necesita involucrarse en un proceso de restauración que le permita sobrellevar el daño, y necesitamos ayudar al delincuente a ser mejor persona, entender sus errores y llevar en adelante una vida màs sana y correcta. Con eso todos ganariamos. Està demostrado en los paìses con sistemas de Justicia Restaurativa que los beneficios son altamente significativos.

Virginia Domingo de la Fuente dijo...

Tienes toda la razon Esmeralda, se trata de transformar a la victima, para que deje de ser victima y conseguir producir una transformación en el infractor, lo cual no solo favorece a su victima actual sino que favorece a toda la sociedad en general puesto que habrá con toda probabilidad un infractor menos. Se trata como bien dices no de mirar sólo el daño que se ha hecho en el pasado sino de abordar el futuro del infractor con todo lo bueno que puede hacer si se produce esa concienciación en el, y esto solo lo puede hacer un proceso restaurativo, además esto ni que decir tiene que es bueno para ls victimas porque por fin tienen "el poder " de decidir sobre un asunto que la afecta tan directamente como es el delito. Te animo no solo a participar en este blog, sino te cuento que en breve se hará un periodico digital Criminologia y Justicia, que tendrá versiones en EEUU y en Europa, tanto en ingles como español, por eso si estas interesada en colaborar en el futuro con el periodico puedes escribirme al correo virsunday@terra.es y te mando la información. Besos

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Distribuida por: Free Blogger templates